RSS

Capitulo 15 El número 34 y el número 27

12 Ene

Así pues 34 era el número asignado del calabozo de dantés, este dejo de llamarse dantés para ser solo un número más, al igual que 27 era el número de Faria, Al verse desolado y como era de esperarse después de cierto tiempo nadie recurrió al él implorando su inocencia, como el creía, por tanto recurre a una única persona que es la que siempre lo ha acompañado: Dios. Él recuerda las oraciones que su madre le enseño durante un tiempo, y oró pero no con fervor como oraría cualquiera suplicando salir de donde él está, sino que oró con rabia y desesperación. A la luz de sus diecinueve años el no hacia más que ver una oscuridad eterna, para dantes ya la muerte le sonreía como una nodriza a un niño que da de amamantar… Habían pasado cuatro años ya desde que comenzó esta pesadilla en la que se vio envuelta y de nuevo el tiempo se había convertidlo en un ignorante para él, cierta noche cuando el sueño ya lo invadía escucho un ruido, el cual no se iba a detener y seguiría en su profundo sueño, pero este ruido continuo, él pensaba que provenía de un albañil que por ordenes del gobernador arreglaría las paredes, pero al ver que el ruido seguía y no era un ruido normal era, como si alguien estuviese metiendo sus uñas o dientes; alguien escarbando entre la tierra, se da cuenta que era un reo, para su asombró era un reo. Con el cántaro donde el carcelero llevaba todos los días a dantés la comida, este decide arrancar los cimientos debajo de su cama y comenzar a escarbar. Edmundo listo se fijo que necesitaba el mango de la cacerola ya que era de hierro y lo necesitaría para poder llegar más lejos, recomienda al carcelero dejar la cacerola y a lo que este rápidamente aceptó en su afán de retirarse.

Gracias a su nuevo instrumento podía trabajar día y noche para poder llegar hasta donde estaba su compañero, trabajaba sin descanso; después de tanto seguir se encontró con una viga, la que daría un aliento de esperanza a Edmundo para salir de If, en su alegría Edmundo hablando con Dios es escuchado por Faria el número 27 quién pregunta; quién es la persona que habla con Dios, Edmundo contestó todo lo que Faria preguntó, como de que le habían acusado, hace cuanto tiempo se encontraba apresado… 34 y 27 hacen así un plan para poder juntos salir del castillo de acuerdo a un plan, desde aquel momento en que conoció al número 27 se entregó en cuerpo y alma a su felicidad, luego de irse el carcelero por ultima vez ese día la voz pregunta a Dantés si estaba dispuesto a trabajr, a lo que el responde: enseguida! Comenzando a cavar para poder conocer a quién llamaba 27.

 

Una respuesta a “Capitulo 15 El número 34 y el número 27

  1. elblogdelalicyennyhdez

    22 de enero de 2012 at 11:09 PM

    Bueno no te digo q te faltó el análisis porque fué a la gran mayoría pero me alegra que lleves el libro bien adelantado igual ya vi tu segunda entrega aunque no la he leído aún pues quiero terminar la primera de todos pero ya se ve mejor en una sola capítulo por capítulo y tu análisis al final sólo no olvides los créditos de la imagen que has puesto ok.

    LaLicYennyHdez

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: